El legado arqueológico de importantes culturas precolombinas como los muiscas, panches y muzos se combina con destacadas construcciones civiles y oficiales que datan de las épocas Colonial y Republicana. Ejemplo de la riqueza cultural que aportaron los grupos indígenas de este territorio son los pictogramas del cerro de Quininí, el arte rupestre que se encuentra en inmediaciones del municipio de El Colegio; las piedras del Tunjo en Facatativá, el cerro el Manjuy y las lagunas de Ubaque, Fúquene, del Cacique Guatavita y las de Siecha. Estos escenarios de historias mágicas que hablan sobre la creación y la visión del mundo indígena, hoy continúan impactando por su belleza natural. También se encuentran poblaciones de rica arquitectura patrimonial como Guaduas, Zipaquirá y Tenjo, gracias a sus bien conservadas construcciones y otros de amplia belleza como los de Cucunubá, Guatavita y Sopó.